Muchos agresores queman por fuera y muchos otros queman por dentro a travez de la violencia psicologica (con metodos muy estrategicos) y todo por falta de sanciones adecuadas en tiempo y forma.

La quema de mujeres en Argentina En lo que va de 2011 hay más mujeres incineradas por sus parejas que en todo el año pasado.

Este delito pone en evidencia un problema aún mayor: la violencia de género sigue presente. “Marcha en contra de los femicidios” En Argentina, la violencia de género subió un escalón en el ranking del horror: en el último año se registra un repunte del número de casos conocidos de mujeres que mueren quemadas por su pareja.

“A mi hija me la cocinaron, me la molieron a golpes y la prendieron en fuego”, dijo a BBC Mundo Elsa Jerez, madre de Fátima Catán, quien murió en agosto pasado, en la provincia de Buenos Aires, de graves quemaduras en 95% del cuerpo.

Los padres responsabilizan al novio, sobre quien había denuncias que la maltrataba. El caso de Fátima, que acaparó titulares, no es único.

Nada más este año van 14 casos de mujeres que perdieron la vida por quemaduras en incidentes donde las sospechas (o sentencias) recaen en la pareja.

Esta cifra ya superó ampliamente las 11 muertes de este tipo registradas en 2010, según la información que maneja la ONG La Casa del Encuentro, un grupo que lucha contra la violencia de género. “El problema es que quemar a la mujer es una agresión más fácil de ocultar.

No como los golpes que dejan marca. En la mayoría de los casos el marido alega que ella se suicidó o que fue un accidente”, señaló a BBC Mundo Fabiana Túñez, directiva de La Casa del Encuentro.

Quienes trabajan en el área de protección al género femenino creen además que hay dos factores ha impulsan el repunte de ataques incendiarios: la exposición de los hechos en los medios y la falta de castigo.

Hace un año hubo un caso célebre que sacudió la opinión pública. Wanda Taddei, esposa de Eduardo Vásquez, conocido cantante de la banda Los Callejeros, murió de graves quemaduras en un confuso hecho que dejó serios cuestionamientos sobre su pareja. “Poster contra la violencia de género” Vásquez inicialmente fue dejado en libertad por “falta de mérito” por un juez. Aunque meses después empezó a ser procesado por homicidio calificado.

Es esa falta de castigo inmediato, o de investigación, la que Túñez afirma que exacerba las posibilidades de que se repitan este tipo de agresiones. “En el caso de Wanda Taddei, parecía que iba a quedar en la impunidad, porque la justicia tardó bastante para encontrar al verdadero responsable.

Y se le dio tiempo -como ha sucedido en otros casos posteriores- para que el agresor pudiese arreglar su discurso y el recuento de los hechos; ello se suma a la imposibilidad de la víctima de declarar (porque ya murió)”, señaló.

Contexto El aumento en ataques incendiarios, abre el baúl del problema de la violencia de género en Argentina, que probablemente tiene similitudes con el resto de América Latina. “Es lamentable que ahora la atención está centrada en estos casos de mujeres quemadas, cuando no representan la magnitud de lo que realmente es la violencia de género”, aseveró Túñez.

La ONG publicó un recientemente un estudio que revela que en 2010 murieron 260 mujeres por golpes, balas o apuñalamiento; apenas 11 de las fallecidas fue por quemaduras provocadas por su pareja. “Cecilia Merchán” “La muerte de 260 mujeres el año pasado, es una barbaridad y representa un aumento de 12%-13% en comparación a 2009″, señaló a BBC Mundo la diputada Cecilia Merchán, del bloque Libres del Sur.

La legisladora introdujo hace pocos días en el Congreso un proyecto de ley que busca reformar el Código Penal para incluir el delito de “femicidio”.

Es decir, un homicidio agravado por la violencia de género. “Es que es la principal causa de inseguridad para las mujeres en Argentina.

Cuando hablamos de robos o ataques callejeros no se menciona la violencia doméstica”, indicó Merchán.

El Congreso argentino reinició sesiones este martes, en lo que será el último período del actual gobierno de Cristina Fernández de Kirchner antes de las elecciones generales de fin de año.

Sin embargo, el debate electoral de los próximos meses no necesariamente tendría porqué demorar la discusión de una nueva ley que proteja a la mujer de ataques domésticos, afirma Merchán. “Cuando nosotros introdujimos nuestra propuesta legislativa, luego se presentaron otros cuatro proyectos más, por lo que creo que la reforma tiene muchas posibilidades”, apuntó. Madres, como la de Fátima Catán, esperan que medidas de este tipo eviten que estos ataques se sigan repitiendo.

About these ads