10455435_10206629342628183_9038311837633546968_n

El amor en las personas con Alta Sensibilidad (PAS) La persona PAS vive una vida desde el corazón, en un mundo en el que no parece encajar.
La vida con un PAS puede ser muy especial e intensa !!!!!
Los que somos PAS tenemos un “don”, no es un defecto sino una virtud que les hará vivir la vida de un modo más intenso y pasional.

Sentir las emociones propias y ajenas de un modo muy intenso, disfrutar de los instantes de soledad de una forma especial, como si el mundo encontrara su sentido en estos momentos de paz con uno mismo, son uno de los pocos ejemplos que definen este tipo de personalidades.

A su vez, los niños con alta sensibildiad, son también esas criaturas que no encajan demasiado bien en las aulas donde las emociones, los sentimientos, aún no son reconocidos o respetados y les abocan a vivir una infancia de dificultades previas.

El dolor físico se siente tambiéncon más dureza por que su umbral es también más sensible, y el emocional, les desborda hasta el punto de que cada día, deben hacer frente a expresiones como “¡Es que te lo coges todo a la tremenda!”. Si estas dimensiones ya presentan cierta complejidad ¿Cómo imaginas que es el proceso de enamoramiento y el mantener una pareja para la persona PAS? Te lo explicamos.

Yo soy PAS y mi pareja no lo es

Este es el primer hecho que de por sí, ya puede establecer ciertas distancias en la pareja. La persona PAS se dará cuenta de muchos más aspectos que su compañero/a ni siquiera verá o sentirá. Esa mirada que en un momento dado se desvía de nuestro rostro, puede ser entendida como un desprecio, o como síntoma de que quien está frente a nosotros “no nos quiere como nosotros a él/ella”.

En realidad, algo que debemos tener claro es que las personas que no son PAS no llegan a entender lo complejo que es el mundo de las personalidades sensibles, ahí donde cualquier matiz encierra una gran importancia. No obstante, y a pesar de que hay muchas diferencias individuales, siempre cuesta mucho poder encajar en una relación de pareja que a la persona PAS, le ofrezca auténtica complicidad y unión. Al menos “al nivel” que él/ella necesita.
La persona PAS vive el amor de un modo más intenso

Si la persona PAS siente el arte, la lectura, la música, el dibujo o la poesía de un modo gratificante y enriquecedor hasta un extremo que nadie más puede entender… ¿Cómo se vivirá entonces esa emoción desbordante como es el amor? Es algo tan intenso que en ocasiones “descontrola”.

Es como vivir en un carrusel de emociones contradictorias, y en ocasiones hasta dolorosas. Lo más complejo es sin duda tener la sensación de que nadie más puede entenderlos. La persona PAS vive una vida desde el corazón, en un mundo en el que no parece encajar.

Alegría desbordante, y tristeza profunda

La personalidad PAS suele tener tendencia a la depresión. Cuando sufren un fracaso, cuando la pareja les muestra un desprecio, o no le ofrece un amor acorde a la que ellos o ellas ofrecen, pueden llegar a vivir un estado muy profundo de tristeza e indefensión.

Lo más complejo es ver que en las relaciones afectivas con las personas PAS, la inversión emocional y personal suele estar desequilibrada. Las personas PAS lo dan todo, se ofrecen a la otra persona con toda su alma y todas sus esperanzas… Olvidándose incluso de ellos mismos. Y es un peligro. En el momento aparezca el fracaso, ese vacío será muy grave y difícil de gestionar.
La persona PAS puede desarrollar miedo al amor

La “filofobia” o el miedo al amor. Esto se debe a que llega un momento en que ya son muy conscientes de ese costo emocional, y por tanto con tal de evitar sufrimientos, o de invertir cuerpo, alma, esperanzas y sueños en alguien que no puede comprenderlos o, simplemente, ofrecerles todo lo que necesitan, optan por cerrar las puertas de su corazón.

Uno de los aspectos más importantes que debe comprender la persona PAS, es que el amor es parte de sus vidas. La alta sensibilidad no es una maldición, ni un rasgo que los hace “diferentes”. Ser PAS es tener un “don”, no es un defecto sino una virtud que les hará vivir la vida de un modo más intenso.

Ahora bien, también deben entender que si la otra persona no ve o no siente las cosas como uno mismo, no significa en absoluto que nos quieran menos. Nos aman a otro nivel y como saben, pero sigue siendo amor, y como tal hay que entenderlo. El amor no es un juego de fuerzas “yo te quiero más y tu me quieres menos”. Es saber vivir el cada día y enriquecerse.

(Extraido de http://supercurioso.com/el-amor-en-las-personas-con-alta-sensibilidad-pas/)