Ser asertivo significa ser capaz de ejercer y/o defender los derechos personales: decir “no”, expresar desacuerdos, dar una opinión contraria y/o expresar sentimientos negativos sin dejarse manipular, como lo haría una persona sumisa, y sin violar los derechos de los demás, como hace una persona agresiva.

descarga

Veamos cuatro beneficios de la asertividad:

  1. Fortalece el amor propio y la dignidad

Para exigir respeto debo quererme y, además, sentirme digno de amor. Precisamente, la dignidad personal es el reconocimiento de que somos merecedores de lo mejor. La autoestima se eleva cuando nos resistimos a ser sacrificados, utilizados o explotados. Lo primero que debes tener siempre presente ante una situación desafiante es que eres digno y merecedor de respeto.

  1. Mejora la defensa psicológica y nos hace más seguros

Cuando somos asertivos, se reduce la  discrepancia entre el yo real y el yo ideal. Cada vez que ejecutamos una conducta asertiva se genera una retroalimentación, que nos dice: “Fuiste capaz”. Sentirse capaz, te hace fuerte y seguro de ti mismo.

  1. Otorgalibertad emocional y autoconocimiento

La asertividad nos ayuda a experimentar e integrar las emociones a nuestra vida para enfrentar aspectos negativos en el futuro.Cuando expreso lo que pienso y siento, libero la mente y sano mi cuerpo. Además de darme la posibilidad de conocerme a mí mismo mejor y profundamente. Sin inteligencia emocional y sin asertividad no podemos disfrutar la vida, ni comprenderla.

  1. Facilita la resolución de problemas y mejora la comunicación

En la comunicación una persona asertiva envía mensajes claros y directos, aprende a escuchar y comparte su punto de vista con seguridad, propendiendo al respeto por los demás.