La conducta agresiva (DELITO) está motivada por múltiples factores

situacionales y conflictos internos, con un gran simbolismo en su

expresión, es un comportamiento autodestructivo para el individuo

mismo y para la sociedad; desde un enfoque individual el delito

representa el fracaso de los mecanismos de defensa psíquicos que

controlan los impulsos agresivos y desde un enfoque social es el fracaso

del núcleo familiar y de las instituciones para evitar el delito”.

QUE INTERESANTE ¡!!

perfil-criminal-2-638